El teatrino:

Con el uso de títeres y disfraces los niños practican su expresión artística-corporal, exteriorizando sentimientos, siendo creativos y reafirmando la confianza en sí mismos